EL FIN DE UN CACIQUE

AMN.- A finales de enero de este 2013, aquí le hablé de una lacra social. Gabino Jiménez Bernal, presidente del comisariado ejidal de La Cruz de Huanacaxtle, Nayarit, es el clásico cacique en extinción, que porta pistola, usa un lenguaje soez, del cual se avergonzarían los carretoneros, que ultraja la dignidad de cualquier persona, amenaza a todo mundo y hasta se da el lujo de desafiar al mismísimo presidente de la República, nomas’porque su palabra es la ley.

“A mí nadie me mangonea, ni el presidente de la República, siquiera, él manda allá y yo mando aquí”.

Con ese mayúsculo desafío de burla al presidente Enrique Peña Nieto, enviado a través de Milenio Diario y Televisión, Jiménez Bernal se hizo de triste fama nacional.

Pero también rebasó las fronteras, y hasta la ONU llegaron sus ultrajes contra las viudas ejidatarias de la Cruz de Huanacaxtle, a las que no bajaba de “viejas argüenderas”.

En una agresiva campaña en medios de comunicación, y a través de cartas al presidente de México y a las diversas organizaciones de derechos humanos, nacionales e internacionales, las viudas ejidatarias atraerían la atención de la opinión pública y lograrían ser escuchadas al más alto nivel político.

Hace exactamente dos años, que la Agencia Mexicana de Noticias y Noticias el Faro de Puerto Vallara, Jalisco, detonaron el vergonzoso caso de corrupción que protagonizaban los presidentes del comisariado ejidal, que en contubernio con autoridades agrarias de Nayarit, se habían hecho multimillonarios con la venta de terrenos, propiedad de los ejidatarios, a los que no les daban ni agua, y a otros que solamente los maiceaban para seguir contando con sus votos.

Muchas amenazas contra las viudas ejidatarias y contra este átomo de la comunicación, se recibieron, pero hoy, con inmensa satisfacción puedo anunciarles que el chindinguas Gabino Bernal, apodado el Judas de la Cruz de Huanacaxtle, ha sido depuesto por un golpe de Estado, y ya es investigado por la Procuraduría Agraria y las autoridades judiciales del Estado de Nayarit, acusado de haberse robado más de 50 millones de pesos, y apoderarse de más de 200 hectáreas, entre ellas la parcela escolar, con valor de docenas de millones de dólares.

La nueva mesa ejidal está conformada por, Maximino Meza Guerrero, Presidente; María del Carmen Gutiérrez Díaz, Tesorera; Francisco Javier Martínez García, Secretario, tres ejidatarios educados, honestos y con un historial sin tacha, que sin duda, garantizarán el fin de una monumental corrupción. Al frente del Comité de vigilancia queda José Ramón Cuevas Martínez.

Este miércoles, la nueva mesa directiva de los ejidatarios de la Cruz de Huanacaxtle y el depuesto Gabino Bernal, se reunieron con el Secretario de Gobierno, José Trinidad Espinoza, y ante ellos, Bernal Jiménez invocó supuestos acuerdos entre él y el gobierno que encabeza en Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda.

¿A qué inconfesables acuerdos contraídos en lo oscurito, se refiere Gabino Bernal?

La cuestión es que este deslenguado espécimen de la corrupción, anda que no le calienta ni el sol, y el gobierno nayarita tendrá que hilar muy fino para evitar que Gabino Bernal cumpla sus amenazas de muerte contra algunos ejidatarios, principalmente las viudas.

El conflicto social aún no termina, y habrá que estar muy alerta, pues no hay que olvidar aquella máxima del poeta y escritor uruguayo Mario Benedetti: “regularmente, las bestias terminan devorándose a sí mismas”.

 

Agrega este artículo en tu sitio

Para generar un enlace de este artículo en tu sitio,
copia y pega el siguiente código.




Así se verá en tu sitio:

EL FIN DE UN CACIQUE
Viernes, 15 Noviembre 2013
AMN.- A finales de enero de este 2013, aquí le hablé de una lacra social. Gabino Jiménez Bernal, presidente del comisariado ejidal de La Cruz de...

Potenciado por TX Solutions © 2011

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Cambios de moneda