¿Que es un gachupín?

Viernes, 19 de Septiembre de 2008 15:06 0 Comentarios

 

Por: Alberto Vieyra Gómez

AMN.- Son tantas las calamidades y desdichas que agobian a la patria mexicana, que yo no quiero hacerme eco de ellas. Prefiero hablarle de nacionalismo y recordar por ejemplo, que la noche del 15 de septiembre de 1810, el cura Miguel Gregorio Antonio  Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga utilizó cuando menos 2 veces el termino gachupín y cientos de veces más durante la guerra de independencia.

Al concluir una reunión entre los conspiradores en la casa de Hidalgo, conocida como la Francia chiquita, el padre de la patria les dijo a sus invitados: ¡Caballeros, somos perdidos; aquí no hay mas recurso que ir a coger gachupines!.

A las 5 de la mañana, al dar el grito de independencia, el cura Hidalgo volvió a utilizar el término gachupines.

Decía: “Acudan a ayudarnos a continuar y a conseguir la grande empresa de poner a los gachupines en su madre patria, porque ellos, son los que con su codicia, avaricia y tiranía, se oponen a vuestra felicidad temporal y espiritual”.

El termino gachupín lo acuñaron los indígenas, mestizos y criollos aproximadamente desde 1529.

Entre los escritores de aquella época, incluyendo a Bernal Díaz del Castillo en su Historia Verdadera de la Conquista, el termino gachupín,  sencillamente no aparece por ningún lado, pero se generalizo de manera despectiva en buena parte del siglo XVIII y las primeras décadas del XIX.

¿Pero usted se ha puesto a pensar cual es el significado real del termino gachupín?

Según el tumbaburros de la Real Academia, el termino gachupín es un epónimo derivado de un apellido hidalgo español septentrional: los Cachopines, de Laredo, actual Cantabria, y popularizado en los siglos áureos como estereotipo y personaje literario representante de una clase social contemporánea. También aparecen registradas las formas cachopín, guachapín, cachupín, cachupín y cachupino.

Según Antonio Alatorre lo introdujo en México Jorge de Montemayor en 1557 en su obra La Diana por el cruce de significados entre el apellido español y la palabra portuguesa que él conocía, cachopo: tocón, peñasco, muchacho.

La etimología que presupone relación entre gachupín y cactzopín está basada en la semejanza fonética. Esta metodología etimológica, usada en la época de Sebastián de Covarrubias, aunque en ocasiones muy audaz y productiva, está desfasada por la filología moderna por desatender las evoluciones basadas en los contactos fónicos, la mayor fuerza motriz de las mutaciones lingüísticas.

En la Península, gachupín terminó por confundirse con los sonidos de la palabra capuchino -fraile franciscano- para finalmente perder el significado y desaparecer.

Entre los siglos XVI y XVII, la forma se extendió con éxito en Hispanoamérica para designar al español peninsular recién advenedizo en contraposición al criollo ya establecido.

La palabra arraigó con especial fuerza en México con esa acepción español advenedizo y se usó en lemas independentistas hispanoamericanos decimonónicos ¡Mueran los gachupines!.

Es coloquialismo usado con sentido irónico o despectivo, según el contexto. Es palabra que reflejaba el resentimiento criollo según Dorantes de Carruza.

Lucas Alamán, el gran sabio poliglota del conservadurismo del siglo XIX, en la página 7, tomo 1 de su Historia de México, en contradicción con el diccionario de la Real Academia, dice el historiador:

“A los españoles nacidos en Europa, y que en adelante llamare solamente europeos,  se les llamaba gachupínes que en lengua mexicana significa hombre que tiene calzados con puntas o que pican con alusión a las espuelas, y este nombre, lo mismo que el de criollo, con el progreso de la rivalidad entre unos y otros, vino también a tenerse por ofensivo.

El nombre mexicano de calzado o zapato es cactli  y el verbo tzopinis significaba punzar, picar o dar herronada, como lo define P. Motolinia, en su diccionario. De la combinación de ambos resultaría catlitzopinia; más como los nombres mexicanos pierden en la composición las ultimas sílabas, queda cactzopini, punzar con el zapato o punta de él; y siendo el participio de presente de este verbo tzoopinio, que usado como sustantivo pierde la final i, resulta el nombre catzopin, el que punza o pica con el zapato que por las modificaciones que los españoles hacían en los nombres mexicanos que no se acomodaban a la pronunciación de la lengua castellana, y de que hay millares de ejemplares, quedó en gachupín”.

Agrega el señor Alamán que esta etimología le fue comunicada por el señor licenciado D. Faustino Chimalpopoca, profesor de San Gregorio.

En otros puntos de vista encontramos que Don Eufemio Mendoza dice que gachupín  en mexicano es  cachupín, víbora calzada o calzado que pica como víbora, complemente de cacti, calzado y chopinía, picar la víbora. Pa’ acabar pronto entendemos que los gachupines  eran víboras que les encantaba estar picando a los esclavos indígenas.

Pero también Don Eufemio Mendoza coincide en que el termino gachupín  se les dio por las espuelas y la crueldad de los españoles con la que trataban, a mestizos, indios y mulatos durante los tres siglos de esclavitud y rapiña de la patria mexicana.

Pero aún hay más, Don Fernando Ramírez en su obra Noticias Históricas y Estadísticas de Durango, nos dice:

“Presumo que la antigua clasificación de esta palabra hasta hoy no muy claramente deslindada, puede haber tenido bastante parte en las severas calificaciones del señor Alamán por el carácter tan acervo del odio, de desprecio y de sarcasmos que tomo desde que formó parte de la lengua revolucionaria.

La oscuridad comienza desde la etimología. El erudito P. Mier –historia de la revolución de Nueva España, tomo II pagina 539-, la deriva de cactli –zapato- y de tzopini –cosa que espina o punza-, resultado por la elisión del final, tli, la palabra compuesta cactzopini –hombre con espuelas-. El señor Alamán la ha reproducido con la muy respetable autoridad del señor licenciado Don Faustino Chilmapopoca Galicia, quien como mexicano de origen, y ya como catedrático de la lengua es de gravísimo peso. Según está opinión significa aquella palabra punzar con el zapato o punta de él; para que ambos etimologistas le dan por origen la espuela que usaban los españoles y no conocían los indios”.

Así que Hernán Cortes y sus hombres llegados desde la Extremadura, España, se ganaron desde entonces el término de gachupines, que por lo visto y a pesar de ser usado de manera despectiva no significaba ninguna ofensa, ninguna grosería.

Agrega este artículo en tu sitio

Para generar un enlace de este artículo en tu sitio,
copia y pega el siguiente código.




Así se verá en tu sitio:

¿Que es un gachupín?
Viernes, 19 Septiembre 2008
¿Quién fue el primer gachupín del mundo? Las espuelas y víboras que pican Por: Alberto Vieyra Gómez AMN.- Son tantas las...

© 2014 - Agencia Mexicana de Noticias


Potenciado por TX Solutions © 2011
Subir

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

оригами из бумаги